Aplicar la protección solar antes de salir de casa
Evitar la exposición al sol entre las 12- 16 horas
Renovar la protección cada 2 horas y después de cada baño
Protegerse con gorra y gafas de sol
Recordar que nos podemos quemar en actividades al aire libre
El reflejo en la arena, el agua y la nieve  puede provocar quemaduras
Beber agua de forma muy frecuente